Excelencia Operacional

Desarrollamos una serie de acciones buscando no sólo el rendimiento de eficiencia, como la reducción de costos y el aumento del volumen de producción. Nuestra estrategia es buscar excelencia en el control de costos. De este modo, ganamos más competitividad con respecto a los competidores y más seguridad en momentos de caída del precio.

En 2017, creamos una nueva área de Competitividad, estructurada debajo de la Gerencia General de Desarrollo Operacional (GGDO) de Mining, responsable por integrar esfuerzos y fomentar el mapeo y la implementación de iniciativas que proporcionen beneficios de eficiencia a nuestras unidades, con el fortalecimiento de las prácticas de gestión financiera de proyectos y operaciones. Buscamos garantizar alineación entre las áreas e identificar nuevas oportunidades de apalancar resultados con mejor desempeño en costos, capital de trabajo y otros indicadores financieros, contribuyendo de este modo, al crecimiento sostenible de la empresa.

Las grandes palancas de valor que permiten este posicionamiento son:

1. El incremento del volumen de producción, mediante la maximización del uso de la capacidad de los activos;

2. La estabilidad operacional;

3. La reducción de los costos fijos y variables, buscando, entre otras iniciativas, sinergia entre las unidades en Brasil y Perú.

En este sentido, se están llevando a cabo varias iniciativas y están previstas para las unidades en búsqueda de lograr las tres palancas de excelencia operacional. A continuación vea las principales.

Minería

En minería, los principales ejemplos de iniciativas de excelencia operacional están en las minas de Cerro Lindo y en Cerro de Pasco, que tienen metas agresivas de aumento del volumen diario de producción de concentrados. Dos acciones que tuvieron impacto en la productividad en Cerro Lindo fueron las horas trabajadas en los montacargas y el cambio de camiones de 35 toneladas a 50 toneladas. La mina logró una producción de 21 mil t/día de mineral bruto en 2017, por encima del volumen de 20 mil t/día registrada el año anterior y que se consideraba el nivel para estabilización.

Otra acción importante fue la conexión subterránea de las minas de El Porvenir y Atacocha, en el complejo de Cerro Pasco. Con la conclusión de esta obra en noviembre, ya empezaron a surgir varias sinergias y más flexibilidad operativa buscando un aumento del volumen diario de producción de ambas unidades.

Otros Destaques en 2017

❯ Aumento en la proyección de hormigón en las minas subterráneas en Cerro Pasco, importante para la seguridad y la estabilidad de la operación;
❯ Estabilización y aumento de la producción del tajo San Gerardo (145%), en Atacocha, y ampliación de la vida útil (en 5 años);
❯ Trabajo de gestión de contratos en Cerro Lindo, que proporcionó una reducción de costos del orden del 15% al 20%, con la optimización de los contratos de desarrollo de mina. En Vazante también hubo un trabajo fuerte para reducir el costo fijo, que permitió un beneficio del 7% por debajo del presupuesto;
❯ Ampliación de la capacidad de la unidad desalinizadora en Cerro Lindo, con 100% de utilización del agua del mar en la operación, proporcionando un ahorro de más de US$ 563 mil en el año (212.835 m3);
❯ Obtención de la licencia de instalación para el proyecto de disposición en seco en Vazante, relevante para la empresa y la industria de forma general, ya que elimina los riesgos ambientales relacionados con una presa tradicional. La construcción comenzará en 2018 y debe estar lista para operar en 2020;
❯ Mayor desarrollo en los últimos tres años de la mina de Vazante, llegando a 15 kilómetros. La unidad también logró la mayor producción de plomo de su operación;
❯ Inicio de la operación en Ambrosia Sul, con impacto positivo en la producción de Morro Agudo, con incremento de aproximadamente un 10%;
❯ Trabajo de gestión de activos críticos para aumentar la confiabilidad en la operación de los equipos, con revisión del plan de mantenimiento preventivo y análisis de la calidad de los activos. El objetivo fue crear una condición operativa más estable dentro de las operaciones en todas las unidades.

Metalurgia

En 2017, se destacaron los siguientes proyectos de eficiencia operacional:

Jarosita – Conversión del proceso productivo de Cajamarquilla, de goethita (un mineral de óxido de hierro), para jarosita (sulfato de hierro), incrementando el rendimiento de extracción de zinc. La unidad, que tiene una capacidad nominal de 320 mil toneladas/año, debe llegar a 340 mil t/año con el cambio del proceso. El proyecto permitirá ampliar en aproximadamente tres puntos porcentuales la recuperación del zinc, cumpliendo así los tres aspectos importantes en el orientador de eficiencia: utilización de la capacidad instalada, estabilidad operacional y reducción de costos.

Deshalogenación en Autoclave – Iniciado en 2017 en Juiz de Fora, el proyecto contempla la adopción de autoclave para la deshalogenación del óxido Waelz. El proceso remueve las impurezas (halógenos de óxido Waelz, Flúor y Cloro), transformando el residuo tóxico de la industria siderúrgica en productos de valor agregado (más información sobre este proyecto en el capítulo Innovación).

Restricción para Incremento de la Capacidad de Producción – Remoción de los cuellos de botella de la deshalogenación en Juiz de Fora, un paso importante que abre capacidad adicional en el tostador (tipo de horno para procesamiento de concentrado de sulfuro), para la utilización total de la capacidad productiva. Junto con el proyecto 30 mil t/año, promueve el incremento de materia prima secundaria y aumenta el volumen de producción de la unidad.

Caldera de Biomasa – El equipo entró en operación en Três Marias, alineando la operación con el pilar de competitividad en costos, además de contribuir a la mejora de los indicadores ambientales. (Más información en Innovación)

Cuellos de Botella Sulfato y Silicato – Desarrollado en Três Marias, busca eliminar los cuellos de botella de los Procesos Sulfato y Silicato, que tiene como objetivo aumentar el volumen de producción a 208 mil toneladas de zinc/año (2023).

Otros Destaques en 2017
❯ Avances en la instalación del sistema de drenaje industrial en Juiz de Fora, que llevará los efluentes a una estación de tratamiento (ETE), permitiendo una mejor adecuación a los requisitos ambientales.
❯ Proyecto de elevación de la relavera de Juiz de Fora, que debe comenzar en 2018;
❯ Optimización del uso de materiales reciclables en Juiz de Fora, como polvo de acería eléctrica, óxido de latón, pila, entre otras, extinguiendo estos pasivos ambientales y transformándolos en nuevos productos. En 2017, alrededor del 20% de la producción de la unidad fue proveniente de materiales reciclables;
❯ Aumento de estabilidad con el cambio de la metodología de mantenimiento de los tostadores, que pasó realizarse en dos paradas menores, sumando menos días de interrupción del activo y mejor optimización de la capacidad de los stocks.
❯ Estructuración del proyecto de matriz energética de Cajamarquilla, que se comenzará implantar en 2018 y se terminará en 2019. Básicamente se trata de reemplazar por gas natural todo el combustible líquido (aceite diésel, aceite pesado de las calderas auxiliares, calefacción de la unidad y del tostador en las paradas), reduciendo significativamente las emisiones de gases de efecto invernadero y el costo de combustible.