Tema Material
Seguridad y Salud

Salud

Creemos que el equilibrio entre la vida profesional y personal puede significar más calidad para el día a día y, por eso, adoptamos una serie de acciones para proporcionarles a nuestros empleados salud y bienestar. Estas iniciativas están en el Programa Vivir Mejor, que se basa en la World Health Organization Cuality Of Life (WHOQOL), de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y en la implementación del modelo de gestión compartida de Higiene y Salud Ocupacional (HSO).

El programa Vivir Mejor se fundamenta en seis pilares: físico; psicológico; ambiente; relaciones interpersonales; independencia; y creencias / espiritualidad. Priorizamos las acciones de los pilares físico, psicológico, ambiente y relaciones interpersonales, debido al diagnóstico realizado en la fase de planificación. No obstante, los pilares de independencia y espiritualidad se pueden trabajar de manera indirecta.

Estructura de las acciones del Vivir Mejor

En 2017 se incluyeron en todas las unidades iniciativas para realizar actividades físicas e implementar la gimnasia laboral por profesional de educación física contratado. Entre las acciones llevadas a cabo en el año, se destacan los talleres de salud y calidad de vida (algunos extensivos a los familiares de los empleados), con orientaciones nutricionales durante los exámenes médicos en las unidades; las campañas de salud, con atención odontológica, vacunación, prevención de enfermedades como el cáncer, las enfermedades de transmisión sexual (ETS) y el Sida, el cuidado de la piel, el estrés y la relajación, la donación de sangre, entre otras; entrenamientos, entre ellos, coach de salud para líderes, capacitación para gimnasias e higiene, primeros auxilios; eventos como carreras, olimpíadas y yincanas, Día del Minero, Día Mundial de la Salud, campeonato de tenis de mesa, seminarios de seguridad y valoración de la vida, fiestas de fin de año, entre otros.

Desarrollamos en 2017 el manual Vivir Mejor, que define directrices para promover acciones de incentivo a los empleados, para que encuentren la medida exacta para más calidad en sus vidas. Las acciones se pensaron de acuerdo con la realidad y las necesidades de cada localidad. Distribuido a los centros corporativos y a todas las unidades de Brasil y Perú, el programa se evaluará periódicamente a través de cuatro tipos de indicadores, insumos, proceso, resultado e impactos (transformación).

La gobernanza del programa se lleva a cabo a través del Comité de Calidad de Vida corporativo, que define las directrices y acciones que se deben implementar en todas las unidades. Ya los comités de calidad de vida locales son responsables por elaborar el plan para adoptar las acciones corporativas y locales, de acuerdo con las demandas de la unidad. Este comité está compuesto por trabajadores que representan las áreas de la unidad y que puedan contribuir en la elaboración de planificaciones adecuadas a cada realidad, además de representantes técnicos para apoyar en el desarrollo de las soluciones adecuadas a las demandas.

Cada comité local elige un representante para componer el comité corporativo. Además de representantes de las unidades, el comité corporativo lo integran representantes de Salud y Seguridad, DHO y Comunicación Corporativa.

Para 2018, las acciones previstas para los planes de las unidades incluyen: implementar nutricionista una vez a la semana; entrenar replicadores de gimnasia laboral e introducir en la rutina de las áreas; alinear las orientaciones de salud con el servicio de comedor; y articulación entre las áreas.

En 2017, también para la mejora de las condiciones de trabajo de nuestros empleados, hemos implementado el modelo de gestión compartida en Higiene y Salud Ocupacional (HSO), que incluye el registro de riesgos y salud ocupacional y la protección y el control por medio de equipos de protección, entrenamientos, medidas administrativas, proyectos de ingeniería, entre otros. Este modelo tiene como fin aumentar la eficacia de la gestión de los riesgos laborales; compartir conocimientos y responsabilidades sobre los métodos y prácticas preventivas entre los técnicos, líderes y empleados; y mantener y mejorar la calidad técnica, consistencia y trazabilidad de datos, documentos y evidencias sobre la gestión de riesgos laborales.

El modelo también incluye la realización periódica de auditorías como rutina de control y gestión en HSO, buscando la conformidad legal, técnica y alineación con la política de Higiene y Seguridad Ocupacional. Las metodologías para la realización y documentación de las auditorías pueden incluir el uso de cuestionarios, listas de verificación, entrevistas, mediciones y observaciones directas, dependiendo de la naturaleza de la función que se auditará. Los resultados se deben documentar en un informe y comunicar a la dirección y a los otros directamente involucrados.