Tema material
Agua
GRI 103-2, 103-3 ODS 6.a, 9.4

Agua es un tema de fundamental importancia en el contexto mundial y también para nuestras operaciones y, por lo tanto, uno de los temas materiales que componen nuestro Plan Director de Sustentabilidad. Para la gestión del tema, tenemos directrices para el uso sostenible del recurso y metas para la mejora continua, con la intención de lograr, hasta el 2025, un porcentaje del 75% de recirculación y reducir el uso específico de agua nueva en todas las operaciones.

En Cerro Lindo, por ejemplo, toda el agua utilizada proviene de la recirculación o del mar – el índice de recirculación es de aproximadamente un 90%. A pesar de estar a 2,2 mil metros de altitud, la unidad consigue utilizar el agua del océano porque tiene una planta desalinizadora, que permite extraer la sal por un proceso de osmosis reversa y bombearla por una distancia de 60 kilómetros hasta la operación. Esta iniciativa, pionera en Perú en el sector de minería, ofrece una solución importante para esta región árida. También se hace un trabajo con la población para orientarla sobre cómo almacenar el agua de lluvia. GRI 303-1 ODS 6.4

En Vazante, está en estudio el tratamiento del agua de los espesadores, que actualmente se descarga junto con el desecho en la presa Aroeira. La tecnología propuesta consiste en tratar el sobrenadante para recircular agua al proceso.

En 2018, en el ámbito del programa Mining Lab, también se seleccionaron startups para optimizar la línea de estudios centrada en recirculación. Un ejemplo es el proceso con el potencial de tratar sulfatos de calcio y magnesio por medio de la electrocoagulación y permitir la recirculación de aguas/efluentes en unidades de fundición; y el desarrollo de nuevos biofloculantes con capacidad de optimizar los actuales sistemas de tratamiento de efluentes en unidades de fundición y minería.

Gestión hídrica GRI 303-2

Además del desafío para las operaciones actuales, los nuevos proyectos también nacen con una mirada diferente para la gestión de recursos hídricos, centrados en la recirculación de agua, donde todos los proyectos están obligados a iniciar sus operaciones con al menos un 75% de recirculación, como es el caso de Aripuanã.

En el ámbito de las directrices para la gestión de aguas destacan el desarrollo de herramientas destinadas al seguimiento del balance hídrico de las unidades, analizar la contabilidad del uso de agua de forma periódica y preventiva e identificar el riesgo hídrico local para definir las medidas de control, mitigación o contingencia.

Como medidas complementarias, también se desarrollaron iniciativas para aumentar la recirculación y reducir la captación de agua y un Plan Director de Medición para optimizar las mediciones del flujo de agua (caudal) para todas las unidades.

Con base en las metas que se deben lograr hasta el 2025, los indicadores de porcentaje de recirculación y uso específico de agua nueva (m3/t) se vienen acompañando de forma sistemática en una base de datos corporativa, integrada para toda la empresa en 2018.

En el 2018, mantuvimos el porcentaje de recirculación de agua en el 66%, que considera el volumen total de agua recirculada con respecto a toda el agua utilizada en el proceso, redujimos el uso específico de agua nueva a 28 m3/t y avanzamos en iniciativas del plan director de medición de agua.

También hicimos un diagnóstico de las condiciones de saneamiento básico, centrado en el acceso al agua potable y recogida/tratamiento de aguas residuales domésticas, en las ciudades donde tenemos operaciones en Brasil y Perú. Este diagnóstico tuvo por objeto trazar estrategias para el plan de actuación para el logro de las metas del ODS 6 (Agua potable y saneamiento).

Foros

Para ampliar las acciones del uso sostenible del agua, los equipos corporativos y de las operaciones participaron en el 8° Foro Mundial del Agua, el mayor evento de discusión sobre el tema en el mundo, que se celebró por primera vez en Brasil, en la ciudad de Brasília.

También participamos como ponentes en el IV Foro Latinoamericano de Ingeniería y Sustentabilidad, promovido por la Universidad Federal de Tocantins (UFT), evento que contó con la participación de más de mil estudiantes de Brasil y de América Latina. Abordamos la relevancia de la estandarización de indicadores y la evaluación de los riesgos para la gestión de recursos hídricos en emprendimientos del segmento minerometalúrgico, en una participación que consideramos relevante para la integración del conocimiento técnicocientífico y llevar la visión práctica de la actuación del ingeniero de medio ambiente a los alumnos.

Captación en Vazante ODS 11.6, 15.1

Estamos pasando por un período de atención en la región de Vazante, no solo por la reducción del volumen de precipitaciones en la cuenca del río Santa Catarina, el más bajo de las últimas décadas, como por el fenómeno de dolinas, depresión geológica característica en suelos cársticos (ricos en caliza). Por eso, monitoreamos rutinariamente el caudal del río Santa Catarina, realizamos monitoreos piezométricos y, tenemos un plan de gestión de riesgos dolomíticos. También apoyamos el estudio que lleva a cabo el Instituto de Investigaciones Tecnológicas (IPT) para evaluar el impacto de la seca del río en la región, trabajo realizado por designación del Ministerio Público (MP), por un Acuerdo de Compromiso que firmamos con el MP.

Por representar uno de los principales cursos de agua de la región, la Unidad Vazante también empezó un gran proyecto de recuperación de manantiales del río Santa Catarina, que abarca un área de 50 mil hectáreas, con 134 manantiales.

Los trabajos comenzaron en mayo de 2018, con la realización del diagnóstico de la cuenca hidrográfica, para estudios preliminares de sus límites, carreteras de acceso, registro de manantiales y propiedades locales, estado de conservación de los manantiales e inventario fotográfico.

El proyecto tiene una duración inicial prevista de cinco años, incluyendo la construcción de aproximadamente 114 kilómetros de cercas para proteger los manantiales y la instalación de 26 puntos de monitoreo de caudal. En la etapa 1 (2018/2019), priorizamos la recuperación de cuatro manantiales formadores del Arroyo Guariroba, uno de los principales afluentes del río Santa Catarina, con la construcción de aproximadamente 6,2 kilómetros de cercas y la instalación de un punto de monitoreo de caudal.

Uso de agua por fuente GRI 303-3

Descarga ODS 6.3

Un programa de recirculación de agua eficiente contribuye a asegurar no solo una menor captación de agua nueva, sino también un menor volumen de efluentes, lo que reduce tanto el riesgo de un impacto adverso en el medio ambiente como el costo del tratamiento del efluente, que solo se debe descargar después de un tratamiento adecuado que garantice que se cumplan todos los parámetros de calidad exigidos. En el año, destinamos el 14,8% de los gastos ambientales al tratamiento de efluentes.

Día del río GRI 303-1

Debido a los bajos niveles de los depósitos de agua en Brasil, la Agencia Nacional de la Aguas (ANA) propuso una acción de emergencia para la suspensión de un día de captación en el río São Francisco, llamado Día del Río, que se aplicó de enero a noviembre de 2018. Le presentamos a la agencia una alternativa para reemplazar las interrupciones semanales por una reducción del 14% de la captación durante el mes, sumada a acciones socioambientales. La reducción inmediata fue del 10%, con una reducción adicional del 4% en 60 días. De este modo, logramos un promedio de reducción del 24,36% de agua captada en el río, de 530m3/h a 401m3/h por la unidad de Três Marias.

Hemos llevado a cabo varias acciones internas y externas para lograr este nivel de reducción, entre las mismas:

Aumento de la recirculación de agua en la etapa de filtrado de zinc;

Mantenimiento para eliminación de fugas en las áreas productivas;

Instalación de boquillas reductoras de caudal en mangueras usadas en la limpieza;

Aumento de la periodicidad (de quincenal a mensual) de la limpieza las oficinas administrativas utilizando manguera;

Vigilancia del agua, para mapear los puntos de desperdicio;

Visitas guiadas de escuelas y la comunidad local, con distribución de cartillas con consejos para ahorrar agua;

Divulgación de la concientización en sitios web, radios y periódicos sobre el tema.