Mensaje del
Consejo de Administración
GRI 102-10, 102-14

Buscamos acercarnos a nuestros inversores, que han aportado contribuciones importantes a nuestra planificación, al mismo tiempo en que nos propusimos informar al mercado de forma más clara sobre nuestro negocio”

En 2018 completamos un año como empresa de capital abierto en dos de las más importantes bolsas de valores mundiales – Nueva York y Toronto –, lo que nos ha aportado una visión global de mercado y también un gran aprendizaje en términos de mejora de nuestra gobernanza.

Consolidamos la actuación del Consejo de Administración, con la participación de cuatro consejeros independientes, comités de asesoramiento en plena actividad y la revisión de políticas fundamentales para el buen funcionamiento de la organización. La diversidad que anhelamos en nuestra compañía se refleja en la formación de nuestro Consejo, compuesto por siete hombres y dos mujeres, de cinco nacionalidades – brasileños, canadienses, estadounidenses, croatas y chilenos.

Al concluir el proceso del Diálogo Estratégico 2018, llevado a cabo cada tres años, reforzamos nuestras cualidades empresariales y garantizamos las directrices para nuestro camino hacia el futuro. Nuestra aspiración para los próximos años está marcada por el deseo de ser vistos mundialmente como una empresa inteligente y confiable, que entrega consistentemente resultados atractivos. Ser inteligente significa encontrar soluciones sencillas para nuestros desafíos a través de tecnologías y procesos transformadores, caminando en el sentido de ser una empresa cada vez mejor. Y ser confiable es el compromiso de planificar lo que hacemos y entregar lo que prometemos, así como cocrear un legado relevante junto a la sociedad.

En el año, aprobamos nuestro Programa de Cumplimiento (Compliance), revisado y optimizado para estar adheridos a las leyes de todos los países donde actuamos. Como parte del programa, publicamos cuatro nuevas políticas – Anticorrupción, Prevención del Lavado Activos y Lucha contra el Terrorismo, Antitrust y Cumplimiento (Compliance) – y nueve procedimientos internos que detallan la gestión de estos temas. Estos documentos abordan aspectos como derechos humanos, contribuciones políticas, conflictos de intereses, derechos y deberes del trabajador, reforzando nuestro compromiso con el Pacto Mundial de la Organización de las Naciones Unidas.

Nuestro Código de Conducta, basado en los valores de Votorantim S.A., nuestro principal accionista, se ha revisado y hecho público interna y externamente, orientando los comportamientos que deseamos de nuestros empleados, terceros y proveedores, para hacer frente a los retos con ética, conciencia social y ciudadanía. En 2018, Votorantim cumplió 100 años, un marco inusual en la historia empresarial brasileña. La capacidad de transformación y renovación, la visión de largo plazo y el compromiso con el futuro marcan la actuación de todas las empresas participadas del holding, como Nexa, que tiene una participación del 64,3% del capital, y han inspirado la celebración de este centenario.

Buscamos acercarnos a nuestros inversores, que han aportado contribuciones importantes a nuestra planificación, al mismo tiempo en que nos propusimos informar al mercado de forma más clara sobre nuestro negocio centrado en zinc y cobre, que tiene características diferentes de la mayoría de los grandes players mundiales en el área de minería. Hicimos innumerables contactos y reuniones con analistas, inversores y bancos, con el fin de dejar transparentes nuestras metas, nuestra estrategia y nuestra manera de operar. Este es un desafío que se extiende en 2019.

Desde el punto de vista interno, tuvimos algunos retos operacionales en Perú, que ya se están manejando, así como una fuerte inversión en estudios de nuevos proyectos, en extensión de la vida útil de nuestras minas y en acciones para implantar nuevos procesos y tecnologías que hagan nuestras operaciones de minería y metalurgia cada vez más productivas.

En el escenario externo, tuvimos que convivir con la volatilidad de los precios de los metales en la Bolsa de Metales de Londres (LME), que también influyó en nuestro ingreso neto de US$ 2,5 mil millones. A pesar de que no hay suficientes fundamentos para justificar este comportamiento, el zinc cerró el año a un precio promedio de US$ 2.922 por tonelada, en comparación con los US$ 3.421 en el primer trimestre. En un escenario de aumento de la demanda y sin la comprobación de existencia de stocks no contabilizados, situación agravada con el anuncio de la reducción de producción por parte de China, tenemos la expectativa de que el precio del metal alcance niveles mejores, favoreciendo nuestro ingreso en los próximos años.

Mientras tanto, vamos fortaleciendo nuestras estructuras y nuestra gobernanza, construyendo una empresa cada vez más inteligente y confiable, capaz de superar las adversidades externas con serenidad, con nuestro permanente compromiso con la excelencia operacional y transparencia en todos los niveles de gestión, con el fin de una creciente creación de valor para todos nuestros públicos de relaciones.

Luis Ermirio de Moraes
Presidente del Consejo de Administración