Medio ambiente
GRI 103-2, 103-3 ODS 11.6

Operar nuestras unidades de manera responsable, previniendo impactos al medio ambiente y utilizando de forma consciente los recursos naturales, es parte de nuestras acciones para ser una empresa reconocida por su conducta sostenible. Más que eso, forma la base para construir la minería del futuro, integrada con las demandas de las comunidades, compartiendo valor con nuestros grupos de interés. Queremos ser ecoeficientes, produciendo más y mejor, con menos recursos y menor generación de residuos y consumo de agua. Buscamos el mejor desempeño ambiental tanto en el centro administrativo, como en nuestras minas o refinerías. Tenemos como metas ambientales:

75% de recirculación y menor uso específico de agua;

Reducir en 5% la emisión específica de gases de efecto invernadero;

Disminuir la disposición de relaves en las presas y reducir en 50% la generación específica de relaves minero metalúrgicos;

Garantizar que el 100% de las unidades tengan un estudio de alternativa de uso futuro y un plan de cierre actualizado, alineado con los estándares de referencia del sector.

Nuestro Sistema de Gestión Integrada se basa en una política integrada que establece las directrices que guían la conducción de los negocios bajo el enfoque de la gestión de la calidad, ambiental, de la salud y seguridad en el trabajo y de la responsabilidad social. Además, seguimos estrictamente todas las leyes y normas ambientales pertinentes a nuestro negocio en cada país donde estamos presentes. ODS 13.2

Todas las unidades operativas cuentan con la certificación ISO 14001 y, por lo tanto, seguimos sistemas y normas de cumplimiento reconocidos mundialmente y que nos apoyan en el logro de nuestros objetivos. Anualmente, cada unidad pasa por una evaluación de cumplimiento de las legislaciones y compromisos ambientales, realizada por una empresa externa. En un ciclo de dos años, el Sistema de Gestión Ambiental de las unidades se audita internamente y, cada año, se realiza una autoevaluación para identificar las oportunidades de mejora y, siguiendo el Principio de Precaución, asegurar que adoptamos medidas apropiadas para prevenir la degradación ambiental. GRI 102-11

Inversiones ambientales ODS 7.a

Conscientes de nuestro papel de contribuir para minimizar los efectos del cambio climático, invertimos en programas que buscan disminuir las emisiones de carbono, reducir el consumo de energía y optimizar el uso del agua. Buscamos continuamente proyectos innovadores, que aporten mejoras en equipos y procesos, con beneficios significativos en el área ambiental.

También creemos en la fuerza de los Programas de Educación Ambiental (PEA), que desde hace 13 años forman monitores ambientales en Três Marias, contribuyendo para la concientización de la población, especialmente de los jóvenes, para las causas ambientales. En Jóvenes Científicos, una de las acciones desarrolladas en el marco del programa, el tema del año fue el monitoreo del agua. Otro proyecto destacado es Vazante Verde, llevado a cabo en colaboración con la alcaldía de Vazante y el Legado Verdes do Cerrado, cuyo objetivo es fomentar la preservación de las especies nativas del cerrado y el bienestar de la población. Desde 2018 ya fueron plantados 843 brotes de especies de angico, lentisco, jenipapo y lapacho amarillo, dentro de la meta de plantar 10 mil nuevos árboles hasta 2023.

En 2019 nuestras inversiones en medio ambiente ascendieron a US$ 89 millones. De este monto, el 36% se utilizó en la destinación de residuos, el 24% para la gestión ambiental y el 31% para el tratamiento de efluentes.

Inversiones ambientales GRI 103-2

Gastos ambientales (Capex y Opex) GRI 103-2

Tema material
Residuos
GRI 103-2, 103-3 ODS 9.4, 12.4, 12.5

Apilamiento en seco en Cerro Lindo

La generación de residuos sólidos es un tema de preocupación mundial y, conscientes del impacto de la minería y de nuestro negocio, mantenemos el compromiso de desarrollar nuevas tecnologías que permitan disminuir nuestros volúmenes de residuos y transformarlos en productos secundarios, de modo que se puedan comercializar.

En 2019 nuestras operaciones generaron cerca de 21 millones de toneladas de relaves minero metalúrgicos, siendo 90,2% peligrosos y 9,8% no peligrosos, una adición de 8,9% en comparación con 2018. En el último año, hemos observado una disminución sutil en el volumen de residuos por tonelada producida, que pasó de 10,61 a 10,57 toneladas debido al aumento proporcional de la producción en nuestras refinérias. GRI MM3

Tenemos ejemplos de varios productos en desarrollo, como la producción de pre-clínker sulfoaluminoso para aplicación en el concreto y granito sintético para la construcción civil, a partir de los relaves de la unidad de Três Marias; y la separación de hematita de los relaves de Vazante para su uso en la industria del acero (detalles sobre los proyectos se encuentran en Capítulo Tecnología, automación y innovación).

Recuperación y reprocesamiento

Entre los proyectos que desarrollamos en los últimos años se encuentra el de recuperación de baritina del residuo de la extracción de zinc, en Cerro Lindo. En 2019, se realizaron pruebas piloto en Estados Unidos, con el objetivo de optimizar el consumo de reactivos y aumentar la recuperación de la baritina. El concentrado producido se envió para su análisis en dos laboratorios certificados por el American Petroleum Institute (API), con excelentes resultados en términos de purezas químicas y físicas. Concluimos la ingeniería básica de la unidad de demostración con capacidad de tratamiento de desechos de 100 toneladas por día. Los siguientes pasos están relacionados con la validación del precio del concentrado de baritina, actualizando posteriormente el modelo financiero del proyecto para tener una decisión final sobre la implementación efectiva del proyecto.

En Juiz de Fora, nuestra unidad de reciclaje de materiales, tenemos como meta aumentar el porcentaje de producción a partir de material secundario para 33% en 2023 y 40% en 2025. En 2019, reciclamos el 16% del residuo del Polvo de Acería Eléctrica (PAE), el 0,13% de óxido de latón, el 1,2% de óxido Waelz importado y el 0,7% de silicato de baja ley.

En Morro Agudo, transformamos todos los relaves en un producto secundario, el Polvo Caliza Agrícola (PCA), que da origen al Zincal200. Los relaves provenientes de la operación se sedimentan, parte de los cuales se reutilizan en la planta, parte vendida como Zincal, producto usado en la agricultura para disminuir la acidez del suelo y a aumentar la productividad. En 2019 comenzamos a vender más Zincal que el volumen producido en la unidad, lo que nos permitió reducir el volumen de relaves antiguos almacenados. En el último año, superamos la marca de 1 millón de toneladas de caliza vendidas y duplicamos el reprocesamiento de relaves (desechos) antiguos en la planta. Además de representar ingresos del orden de U$S 8,7 millones (15% del total de la unidad), el proceso elimina la necesidad de construir nuevas estructuras de contención, resultando en ganancias económicas y ambientales. GRI 102-2

En Vazante, desarrollamos el método de explotación mecanizada y la tecnología de procesamiento mineral para producir zinc por medio de reprocesamiento de relaves de la presa de Aroeira. En 2019, fueron reprocesadas aproximadamente 46 mil toneladas de relaves, generando aproximadamente 1,5 mil toneladas de concentrado de zinc y 44 mil toneladas de relaves secos. La producción extra de zinc contribuyó para la unidad y para la comunidad de Vazante, generando más empleos directos e indirectos. En este proceso, el relave retirado de la presa queda dispuestos en pilas, procedimiento más seguro y sostenible.

Volumen de residuos (mil toneladas) GRI 306-2, MM3

16 El aumento de volumen refleja el mayor envío de estos residuos para reciclaje.

Gestión de presas y relavera

Conscientes de que la gestión de presas y relaveras es uno de los principales riesgos asociados con la actividad minera, y a pesar de que ya contamos con prácticas seguras de disposición de relaves, llevamos a cabo una revisión nueva y exhaustiva de nuestra política de gestión de presas en 2019, que supera la exigencia de la legislación brasileña. Incluimos la instalación de sirenas y la simulación obligatoria de evacuación masiva con la población que vive en el área circundante y anticipamos la introducción de depósitos de relaves filtrados en la unidad de Vazante. En 2020 realizaremos una segunda auditoría en nuestras presas para garantizar que se cumplan todas las reglas de seguridad.

Aplicamos directrices de la International Commission on Large Dams (Comisión Internacional de Grandes Presas) para controlar y monitorear nuestras 47 presas y relaveras (23 en Brasil y 24 en Perú). Además, fortalecimos nuestro modelo de gobernanza en la gestión de presas mediante el establecimiento de reglas claras (las 6 Reglas de Oro para la Gestión de Presas y Relaveras), de cumplimiento obligatorio a partir de 2020. En caso de transgresión, el incidente será evaluado por un comité local, que decidirá la medida disciplinaria a ser adoptada.

Actualmente utilizamos tres métodos de disposición de residuos en nuestras operaciones: presas, apilamiento en seco (dry stacking) y retorno a la mina, rellenando los espacios de donde se retiró el mineral (backfill). Para todos los métodos de control y monitoreo seguimos las legislaciones vigentes de cada país donde operamos.

Algunas operaciones pueden combinar uno o más métodos de disposición. En las unidades de Atacocha, El Porvenir y Cerro Lindo, en Perú, adoptamos el sistema backfill, mediante el cual el 46% de los desechos regresa a las minas del Complejo Pasco (Atacocha y El Porvenir) y el 38% a la mina de Cerro Lindo, donde parte del residuo se filtra, separando el agua y los sólidos. El agua se recircula y el desecho filtrado se envía a las pilas para compactación. Este mismo modelo se adoptará en la operación de Aripuanã, en construcción. En la mina de Vazante, comenzamos el método de apilamiento en seco, reduciendo los impactos ambientales y los riesgos para la operación. Y ya tenemos un plan de cierre de la presa de esta unidad, que se describe en la página Descomissionamento.

Priorización

De nuestras 47 presas, 24 están inactivas o en fase de cierre. Priorizamos la reutilización del material, a través de nuevas tecnologías. Cuando esto no es tecnológicamente aplicable, la disposición del material se realiza de manera que retenga el impacto ambiental y represente menos riesgo a la población, como su retorno a la poza o apilamiento en seco. Las presas son recursos que evitamos utilizar y, cuando es necesario, construimos en una sola etapa, con elevación aguas abajo o línea central. Actualmente, cerca de 85% de los relaves generados por Nexa en Brasil y Perú no se destinan a las presas, y se utilizan otras tecnologías de disposición.

La Junta Directiva Ejecutiva monitorea regularmente este tema, a través de informes de estabilidad de las estructuras, presentados en las reuniones periódicas de la Junta Directiva. Hemos adoptado procesos y procedimientos que forman el Sistema Integrado de Gestión de Presas (SIGBar) y un Sistema Integrado de Gestión de Depósitos (SIGDep), monitoreados permanentemente por una empresa independiente, que recibe datos de las inspecciones cada 15 y 30 días, respectivamente, para emitir los informes.

En 2019 instalamos el sistema de sirenas más moderno (Sistema de Alarma ZAS – Zona de Autoprotección, con intensidad sonora de 70 dB) en todas las unidades de Brasil, y llevamos a cabo simulacros con las comunidades locales para comprobar su efectividad. Verificamos que está funcionando de acuerdo con las exigencias de la nueva legislación brasileña, que prevé un alcance de un radio de 10 kilómetros o una ola de inundación igual a 30 minutos. Actualmente, estamos en proceso de automatización del monitoreo de instrumentos geotécnicos. Además del monitoreo online exigido por ley, realizamos inspecciones quincenales in situ. En Perú, frente al contexto social y legal, estamos evaluando las formas de comunicación masiva para las comunidades. No obstante, todas nuestras presas cuentan con un Plan de Acción de Emergencia para situaciones críticas.

Unidad de Vazante

Tema material
Agua
GRI 103-2, 103-3 ODS 6.a, 9.4

Colaborador de Vazante

El tema agua sigue siendo el centro de nuestras preocupaciones y es parte de nuestro Plan Maestro de Sustentabilidad, que traza las directrices para el uso consciente del recurso. Tenemos metas de mejora continua para reducir el uso de agua en todas nuestras operaciones y pretendemos lograr, hasta 2025, un porcentaje de recirculación del 75%. GRI 303-2

En 2019 alcanzamos el índice de 67%, un punto porcentual por encima del año anterior, acercándonos gradualmente a nuestra meta. Los indicadores del porcentaje de recirculación y uso específico de agua nueva (m3/t) se han monitoreado sistemáticamente en una base de datos corporativa integrada. Nuestro consumo aumentó un 3% en el año, justificado por la instalación de equipos de monitoreo de flujo, que permiten extraer valores más asertivos.

Entre los próximos pasos para mejorar nuestro índice está el comienzo del apilamiento en seco de los relaves de Vazante, que nos permitirá adoptar alternativas para recircular más agua o separar las aguas de contacto de las aguas que no se utilizan en la unidad.

Recirculación

Uno de los ejemplos de alto índice de recirculación de agua (alrededor del 90%) es la unidad de Cerro Lindo, donde todo el recurso utilizado proviene de la recirculación de agua demar. La operación cuenta con una planta desaladora, que extrae la sal por proceso de osmosis inversa y la bombea hasta la planta, a 2.200 metros de altitud. En un área con escasez de recursos hídricos, esta tecnología es importante para evitar competir con la población en la demanda de agua. Además, incentivamos y orientamos a la comunidad de la región a almacenar agua de lluvia. GRI 303-1 ODS 6.4

Invertimos continuamente en programas de recirculación de agua eficiente, ya que contribuyen tanto para una menor captación de agua nueva, como para reducir el volumen de efluentes y el impacto ambiental de la descarga. Para garantizar que nuestros efluentes se descarguen después del tratamiento adecuado, destinamos el 26% de los recursos de los gastos ambientales para este fin. ODS 6.3

Con el propósito de mejorar nuestra gestión hídrica, hicimos una alianza con la Universidad de Queensland para utilizar su metodología para medir nuestro balance hídrico y ayudarnos a aumentar nuestros índices de recirculación de agua en las unidades.

Saneamiento básico

Nuestros nuevos proyectos, como Aripuanã, ya nacen con el objetivo de empezar las operaciones con 100% de recirculación de agua. También empezamos un trabajo de diagnóstico de uso del agua en la región, con el Instituto Trata Brasil, para apoyar a la ciudad a resolver problemas básicos de saneamiento. Además de Aripuanã, este diagnóstico está en curso en todas nuestras unidades en Brasil y Perú, como parte de nuestro compromiso de cocrear un legado en las comunidades vecinas a nuestras operaciones, reduciendo impactos sociales y ambientales con soluciones autosostenibles y de largo plazo (más información sobre nuestra gestión social están disponibles en la página Sociedad).

Captación en Vazante ODS 11.6, 15.1

Estamos atravesando un período de atención en la región de Vazante, no solo debido a la reducción en el volumen de precipitaciones en la cuenca del río Santa Catarina, el más bajo de las últimas décadas, sino también por el fenómeno de dolinas, que son depresiones geológicas características en suelos cársticos (ricos en caliza). Por eso, monitoreamos rutinariamente el caudal del río Santa Catarina, realizamos monitoreos piezométricos y tenemos un plan de gestión de riesgos dolomíticos.

Apoyamos el estudio que lleva a cabo el Instituto de Investigaciones Tecnológicas (IPT) para evaluar el impacto de la seca del río en la región, trabajo realizado por designación del Ministerio Público (MP), por un Acuerdo de Compromiso que firmamos con el MP. En 2019, fueron realizadas todas las acciones de nuestra responsabilidad previstas en el cronograma del proyecto, y el IPT elaboró y presentó tres informes parciales para el MP y para nosotros.

Por representar uno de los principales cursos de agua de la región, la Unidad Vazante también empezó un gran proyecto para recuperar manantiales en el río Santa Catarina, que abarca un área de 50 mil hectáreas, con 134 manantiales, por un período de cinco años. Después del diagnóstico de la cuenca hidrográfica, llevado a cabo en 2018, comenzamos la primera etapa, de recuperación de cuatro manantiales Arroyo Guariroba, uno de los principales afluentes del río Santa Catarina. En 2019, avanzamos con la construcción de cercas, que totalizan 21.855 metros. Para 2020 la previsión es proteger 27 manantiales, con la construcción de 19.900 metros de cercas, comenzar la instalación de puntos de monitoreo de caudal.

Consumo de agua por fuente (2019)17

17 Tres principales extracciones de agua

Limpieza del Río Huallaga

Preocupados con la contaminación del río Huallaga, promovimos, a través de nuestro programa de voluntariado, una campaña para limpiar el río, que contó con la participación de 268 personas de empresas especializadas en el tema, voluntarios Nexa y comunidad aledaña al Complejo Pasco, en Perú. En cinco horas de trabajo, recogimos 30 toneladas de residuos a lo largo de 12,1 kilómetros (de La Quinua a Malauchaca), que se fueron transportados al relleno sanitario local.

Tema material
Energía
GRI 103-2, 103-3 ODS 11.6, 13.2

Unidade de Três Marias

Sabemos que una economía de bajo carbono nos permite contribuir a minimizar las variaciones climáticas, evitando, desde el punto de vista del negocio, cambios en los cronogramas de proyectos y el aumento de los costos operativos. Y desde el punto de vista social, ayuda a construir una sociedad cada vez más sostenible. Por ello, hemos establecido las metas de reducir en un 5% las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) por tonelada de producto hasta 2025.

Una de las principales acciones a este respecto es la operación, desde 2017, de una caldera de biomasa en la unidad Três Marias, que reemplaza las calderas alimentadas por aceite derivado de petróleo. El equipo proporciona un ahorro de US$ 3,8 millones por año, con una reducción de 30% en la emisión de gases de efecto invernadero y del 46% en el costo de producción de vapor. La estructura utiliza como combustible astillas de eucalipto producido en la región. La próxima etapa consiste en la operación de la unidad con producción de vapor. El modelo que demostró ser eficiente en Três Marias ahora se debe implantar en la unidad de Juiz de Fora. ODS 7.2, 9.4, 12.2

En la unidad de Cajamarquilla, Perú, estamos invirtiendo en el reemplazo de diésel, aceite combustible y GLP por gas natural. También en 2019 entró en fase de pruebas la conversión de generadores a diésel por gas natural, lo que debe reducir las emisiones y el costo de combustible en la planta.

Matriz energética

En busca de una matriz de energía más limpia, firmamos un nuevo contrato de energía a largo plazo con la estatal peruana Electroperú S.A., con previsión de abastecimiento de 240 MW de energía durante siete años, válido desde enero de 2020. De este modo, logramos un ahorro potencial de hasta US$ 50 millones durante la vigencia del contrato y aseguramos que el 98% de nuestras necesidades energéticas en ese país, lo proporcione una fuente de energía limpia.

En Brasil, firmamos un nuevo contrato a largo plazo con Furnas, del grupo Eletrobras, para abastecer la operación de Aripuanã, con un contrato de 15 años, comenzando en enero de 2020. En las operaciones brasileñas, la energía limpia representa 74,1% de nuestro consumo.

Consumo de energía

Consumimos 15.808.215 GJ de energía en nuestras operaciones, un aumento de 5,6% en comparación con 2018 (14.970.823 GJ), siendo 79,3% (12.530.144 GJ) de fuentes renovables. Esta proporción refleja especialmente la matriz de energía eléctrica de Brasil y Perú, ya que ambas presentaron en su base una participación más alta de fuentes hídricas.

En el año, la generación de energía eléctrica representó 25% del total de energía eléctrica consumido. Hay cogeneración en calderas de vapor y generación en usinas y pequeñas centrales hidroeléctricas administradas por Votorantim Energia (que atiende a las subsidiarias de Votorantim S.A., además de clientes externos).

Emisiones atmosféricas

Nuestras emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) totalizaron 1.017.744 tCO2e, lo que significó una reduccíon de 19,8% en comparación con el año anterior (1.269.674 tCO2e).

Las emisiones derivadas del energía eléctrica consumida (Alcance 2) correspondieron al 62% del total y las otras emisiones indirectas (Alcance 3) totalizaron 132.997 tCO2e, o el 13% del total. La intensidad de emisiones pasó de 1,15 tCO2e por tonelada de zinc producido en 2018 a 0,950 tCO2e. GRI 305-1, 305-2, 305-3

Consumo de energia dentro y fuera de Nexa GRI 302-1, 302-2

Emisiones de GEI por alcance – 2019 GRI 305-1, 305-2, 305-3

Intensidad energética (GJ/t zinc) GRI 302-3

Intensidad de las emisiones de GEI (tCO²/ t zinc) GRI 305-4

grafico-15

<< Personas | Sociedad >>