loader image

Lucha contra el Covid-19

Para nosotros, la salud y la seguridad son valores primordiales y no negociables. Por lo tanto, nuestra prioridad ante el escenario de pandemia que se presentó, ha sido cuidar del bienestar de todos los que trabajan con nosotros – empleados propios y prestadores de servicios –, así como sus familias y la comunidad del alrededor de nuestras operaciones.

Para hacer frente al reto de la pandemia, trabajamos en seis pilares – gestión, control, salud, soporte de laboratorio, comunicación e innovación – que nos han dado agilidad en la respuesta a la crisis, tanto en Brasil como en Perú.

Una vez declarada la pandemia por la Organización Mundial de la Salud (OMS), la primera iniciativa fue establecer un comité central de crisis, con cuatro subcomités corporativos, centrados en frentes específicos de la crisis. Cada unidad también creó su comité local. Durante los primeros meses de la pandemia, el comité central se reunía a diario para deliberar sobre los temas más urgentes y dar un ritmo de respuesta ágil, que también se practicaba en los otros comités. A su vez, se empezaron a crear directrices y procedimientos para las nuevas formas de trabajo e interacción social. Al mismo tiempo que las actividades corporativas se orientaron hacia el trabajo en home office, adoptamos varias medidas de control, que incluyeron nuevas reglas de distanciamiento en nuestras operaciones, nuestros campamentos, comedores, transporte público y en todos los demás entornos de trabajo.

Enfrentamento à Covid-19

Además, rápidamente se implementaron medidas sanitarias, como el uso de mascarillas, disposición de lavamanos y sitios de desinfección de manos. Durante todo el año, los protocolos se actualizaron de acuerdo con las más estrictas recomendaciones técnicas de la OMS y del Center for Disease Control (CDC) y organismos de los sitios donde estamos presentes.

Capacitamos a nuestro equipo de salud ocupacional en el proceso de chequeo de los empleados, en las orientaciones para el manejo de casos sospechosos y confirmados y en todo el apoyo necesario para la prevención. También contamos con un equipo de soporte de laboratorio, encargado de seleccionar y desarrollar proveedores para realizar compras de emergencia, como por ejemplo, pruebas de Covid-19. El equipo responsable de hacer frente a la pandemia estableció criterios rigurosos para análisis técnicos y evaluación de las mejores pruebas disponibles. La infraestructura de salud se adaptó para atender las nuevas demandas y se contrataron nuevos profesionales de la salud para llevar a cabo los procesos de vigilancia epidemiológica permanente en nuestras operaciones.

Todos los cambios, ya sea en infraestructura o en nuevas reglas de interacción social, contaron con el apoyo del área de comunicación para difundir lineamientos e impactar positivamente el comportamiento colectivo. Se han utilizado materiales informativos virtuales, promoción de lives para diversos públicos (interno, proveedores, prestadores de servicios, comunidad, entre otros).

También forjamos un esfuerzo a favor de la innovación, integrado por el equipo de innovación, TI, salud y seguridad, encargado de evaluar las soluciones innovadoras del mercado para los retos de la pandemia y crear otras para las demandas que surgían. Como soluciones inmediatas de colaboración con la sociedad, se realizó una edición especial Mining Lab Challenge Covid-19, de la que se eligieron dos soluciones para apoyar la salud pública: una plataforma de gestión hospitalaria de CTI y una aplicación de salud mental para los profesionales de la salud.

El rápido establecimiento de todos los protocolos nos permitió ser la primera empresa minera en reanudar las actividades en Perú, tras el fin de un período de emergencia nacional decretado por el gobierno del país. De esta manera, pudimos cumplir con la guía de producción revisada (guidance) y superar la previsión de ventas.

Durante todo el año de 2020, se hizo un esfuerzo para la preservación de la caja y, en consecuencia, hubo una reducción del Capex, manteniendo las inversiones esenciales para asegurar que las operaciones cumplieran con todos los requisitos de seguridad. En 2021, Nexa debe reanudar sus inversiones a niveles similares a los del período anterior a la pandemia, con el fin de garantizar la sustentabilidad de sus negocios en el largo plazo. A pesar de las restricciones presupuestarias, no nos adherimos a la Medida Provisoria 936, de reducción temporal de sueldos o suspensión de contratos, ni realizamos ningún despido debido a la pandemia.

Destacamos nuestra contribución a la sociedad, especialmente a las comunidades más vulnerables de las zonas en las que operamos, con la donación de canastas de alimentos a la población, impartiendo cursos online para emprendedores y la donación de equipos y artículos de salud para hospitales.

NUESTRA ACTUACIÓN ANTE EL COVID-19

Cuidado con nuestra gente
Salud y seguridad como valor primordial para Nexa, para un cuidado genuino de nuestros empleados, prestadores de servicios, sus familias y comunidad donde operamos

Rápida respuesta a escenario de la pandemia
Protocolos establecidos teniendo en cuenta los controles más estrictos

1ª empresa de minería
autorizada a reanudar las operaciones en Perú tras decreto de emergencia nacional por parte del gobierno

+ de 100 materiales
de comunicación desarrollados internamente con orientaciones para empleados y prestadores de servicios

+ de 3 mil participaciones
en actividades y eventos internos para hacer frente a los cambios y al momento de inseguridad

Nueva forma de relacionarse
y acercamiento con stakeholders y comunidades

Alcance de + de 1 millón de personas
en las campañas de comunicación para la prevención de Covid-19 en las comunidades

100% de los empleados activos y elegibles
cuenta con el apoyo del Programa de Asistencia al Empleado + dependientes legales, con apoyo en las áreas de apoyo psicológico, social, legal y financiero

+ de 1.200 noticias positivas
en la prensa sobre donaciones y acciones llevadas a cabo por Nexa en la lucha contra la pandemia

780 mil artículos de salud donados junto con el Instituto Votorantim
bioseguridad, medicamentos y pruebas rápidas

+ de 64 equipos donados para soporte de vida avanzado
respiradores, carros de paro, monitores, cilindros de oxígeno, gasómetros, etc., en colaboración con el Instituto Votorantim

19.886 canastas de alimentos recaudadas
beneficiaron a 14.264 familias en Brasil y Perú, en colaboración con el Instituto Votorantim

9 regiones apoyadas
con apoyo técnico en protocolos de salud, soluciones digitales de gestión de salud, telemedicina y gestión de crisis municipal